Dengue en Guadalajara

En muchas noticias se dice de todas las cosas que estan influyendo en nuestra sociedad, primero la crisis, después todos los paros por la influenza, regresamos a la crisis se le suma el dengue y todo parece ser que tambien se va a sumar de nuevo la influenza humana (AH1N1) y la estacional.

A muchos ya nos preocupa más el dengue que la influenza y cómo no, si ahora si nos ha tocado ver a parientes, vecinos y amigos enfermos de tal mal.

Los síntomas del dengue son:

– Ardor de ojos.
– Temperaturas muy altas.
– Tos seca.
– En el dengue tipo hemorrágico obviamente se presentan hemorragias.
– Se presenta después de unos días comezón y salpullido en el cuerpo.
– Estomago revuelto.
– Mareos.

Si padece de algún síntoma se recomienda hacerse un estudio de hemoglobina, en él se mostrará el nivel de plaquetas que se encuentra en su organismo, siendo este nivel el principal indicador de la enfermedad.

Es importante mencionar que no es contagioso de persona a persona con el contacto, pero sí si el insecto pica al infectado y después a uno sano.

El mosquito principal que propicia esto se puede identificar por manchas blancas muy visibles en su cuerpo y alas.

Mosquito del Dengue
Mosquito del Dengue

Como evitarlo:

Limpieza, si así es, con este sencillo paso y quizá el más importante. No tener cubetas con agua, o en cualquier lugar donde se pueda almacenar agua estancada por varios días, sobre todo depués de llover.
Repelente, los hay en cremas, spray, plaquitas eléctricas, vaporizadores, pulseras. Se recomiendan los naturales por no tener efectos en la salud, además de no ser tóxicos. Todos estos los podemos encontrar en farmacias o supermercados. Las pulseras yo las conseguí en una tienda de campamento durán 200 horas aprox. y son muy prácticas. Lo estético creo que lo dejamos para otro momento.
Repelentes caseros, hay plantas que por su olor los mosquitos se ahuyentan, tal es el caso de la Citronella, un arbolito que huele como a manzanilla, otra es la Planta de Santa María, son unas ramas secas que uno las puede quemar y el humo y el olor ahuyentará a los mosquitos (para mí es un olor demasiado desagradable); también con la Santa María se puede preparar como té y este vaciarlo a un pomo para untarlo sobre la piel. Otro que se suma a estos repelentes caseros es la escencia de Romero, uno la puede encontrar en boticas, para mi es algo caro, pero igual funciona, se unta en el cuerpo cada 3 horas.